La Ciudad del Surf, motor de Tarifa

noticias

Redacción web

Tarifa, perla turística de Cádiz, va a centrar uno de los desarrollos inmobiliarios más innovadores de la costa española. Metrovacesa proyecta construir allí la llamada Ciudad del Surf, un proyecto residencial, comercial y turístico que impulsará la proyección del municipio en los próximos años.

El buen momento que atraviesa el turismo en Andalucía, unido a la recuperación del sector inmobiliario, han favorecido que Metrovacesa haya dado el pistoletazo de salida a La Ciudad del Surf, un proyecto turístico-residencial en Tarifa que aspira a crear 600 nuevas plazas hoteleras y diferentes equipamientos como zonas comerciales y la futura Escuela de Turismo entre los parques naturales de Estrecho y Los Alcornocales.

La Ciudad del Surf supondrá un importante impulso para la zona

Con una inversión proyectada de 70 millones de euros, la compañía pretende generar en la zona entre 300 y 500 puestos de trabajo para edificar cerca de 50.000 m2 entre plazas hoteleras y desarrollo residencial. La superficie restante, hasta un total de 162.000 m2, se destinará a zonas verdes y espacios libres.

El proyecto aspira a convertirse en uno de los más importantes para el desarrollo turístico de Tarifa y del Campo de Gibraltar, ya que garantiza una progresiva adaptación a las necesidades de desarrollo y de creación de viviendas en el municipio. La Ciudad del Surf se integrará con la trama urbana como una alternativa y complemento al casco histórico de Tarifa y supondrá un importante impulso para la zona.

\servidorDATOS COMUNES_2015_02_TARIFA ALBACERRADOANAPLANO DLas autoridades locales de Tarifa subrayan que se trata de un proyecto de todos y para todos, con implicación de todas las administraciones. En el desarrollo del proyecto se han tenido en cuenta criterios de sostenibilidad, ecología y arquitectura bioclimática, así como su integración con la trama urbana y sus comunicaciones con la carretera Nacional 340 y la vía Batalla del Salado. Las características del terreno, con diferentes desniveles, permitirán garantizar la protección de los vientos, reducir el potencial impacto visual y ofrecer una excepcional panorámica sobre el entorno.

El modelo de construcción será compacto, sin ocupar mucha superficie, con mucho protagonismo de las zonas verdes. Además se apuesta por la incorporación de la bioconstrucción y la promoción de perfiles y modelos urbanísticos integrados en el entorno.